Obligaciones y facultades

Obligaciones y facultades del administrador judicial.

A pesar de que no existe una delimitación legal de las funciones del administrador judicial, se pueden determinar en términos generales cuales serían.

En primer lugar podemos decir que su función principal está en preservar los bienes o patrimonios que se pongan a su disposición, así como mantener su rentabilidad, procurando que generen los ingresos y rentas correspondientes.

En el caso de administración empresarial, por lo general se busca sustituir la administración preexistente, ya que de alguna manera no ha llevado a cabo sus funciones como es debido, por lo que su sustitución por el administrador judicial en este caso es lo más idóneo, asumiendo los derechos, obligaciones y responsabilidades de los administradores sustituidos; sin embargo, no es obligatoria la revocación de sus servicios, así pues, puede existir el caso en que se mantenga la administración anterior, y se deberá determinar por resolución judicial las funciones correspondientes a cada cual, así como delimitar las funciones del administrador judicial para enajenación o gravamen de bienes inmuebles o de otro tipo.

En cuanto a la conservación del bien el administrador judicial deberá cumplir ciertas labores para que esto sea llevado con éxito, podemos destacar las siguientes:

  • Deberá prevenir el deterioro o daño de objetos y cosas pertenecientes al bien, en caso de ocurrir alguno de ambos casos, deberá proceder a su reparación.
  • La estructura de los bienes debe ser conservada en buen estado, por lo cual deberá realizar reparaciones ordinarias necesarias si así lo requiriese el bien, es decir aquellas reparaciones que han de realizarse corriente y casi periódicamente, derivadas del uso normal de las cosas o del simple transcurso del tiempo, y cuyo importe, en general previsible, no es elevado.
  • Realizar acciones preventivas.
  • En caso de que el bien presente estragos o deterioros, se deberán tener en cuenta su reparación como acto de conservación del bien.
  • Velar el por el buen funcionamiento de las instalaciones y servicios.
  • Gestionar la contabilidad e inventario de los bienes, en el caso de que este dentro de las designaciones determinadas por orden judicial.
  • El administrador sólo puede disponer de los fondos para atender los gastos normales, los gastos extraordinarios serán autorizados por el Juez previa audiencia de las partes.
  • Realización de un inventario inicial de los bienes, aunque esta función solo se considera obligatoria en algunos casos, resulta un proceso aconsejable, que además servirá como guía de acciones para el administrador judicial.

Como su nombre lo indica el administrador judicial debe administrar los bienes, para ello resulta obvio que esta persona deberá reunir una serie de conocimientos, cualidades y requisitos que lo hagan apto para el desempeño de dicha labor. El administrador judicial deberá rendir cuentas periódicamente y al finalizar su gestión tanto al juez que lo ha nombrado, como a las partes o a terceros con interés en la cuestión.