Sobre los honorarios

Honorarios y retribuciónes del administrador judicial

La labor del administrador judicial es un cargo oficial, declarado por decreto judicial, por tal razón deberá recibir honorarios o retribuciones, que normalmente se fijará con carácter definitivo una vez finalizado el encargo, en función de las gestiones y operaciones realizadas, los cuales serán considerados como gastos judiciales.

Teniendo en cuenta que puede variar dependiendo de las regulaciones de cada país, La Ley de Enjuiciamiento Civil (España) regula la figura del administrador judicial, y se refiere a la retribución del administrador en el artículo 804 LEC, que literalmente se transcribe:

Artículo 804. Retribución del administrador

  1. El administrador no tendrá derecho a otra retribución que la siguiente:
    1. Sobre el producto líquido de la venta de frutos y otros bienes muebles de los incluidos en el inventario, percibirá el 2 por 100.
    2. Sobre el producto líquido de la venta de bienes raíces y cobranza de valores de cualquier especie, el 1 por 100.
    3. Sobre el producto líquido de la venta de efectos públicos, el medio por 100.
    4. Sobre los demás ingresos que haya en la administración, por conceptos diversos de los expresados en los párrafos precedentes, el Secretario judicial le señalará del 4 al 10 por 100, teniendo en consideración los productos del caudal y el trabajo de la administración.
  2. También podrá acordar el Secretario judicial, mediante decreto, cuando lo considere justo, que se abonen al administrador los gastos de viajes que tenga necesidad de hacer para el desempeño de su cargo.

    También podrá acordar el tribunal, mediante providencia, cuando lo considere justo, que se abonen al administrador los gastos de viajes que tenga necesidad de hacer para el desempeño de su cargo.

  3. La retribución se ha de incluir en la rendición final de cuentas, que debe ser aprobada por el juez y que por supuesto es susceptible de impugnación previa por los interesados.